Historias de HealthQuest

Historias de pacientes

Ver todo

Suscríbase a nuestro boletín informativo electrónico

Suscribirme

Podcast Siéntase bien - Salvaguarde su salud mental con Devon Kienzle, DO

Escuche el podcast completo o lea la transcripción parcial a continuación en la que Devon Kienzle, DO, un médico familiar que trabaja en Skagit Regional Health - Smokey Point y Skagit Regional Health - Darrington Family Medicine analiza cómo salvaguardar su salud mental como padre primerizo.  Devon Kienzle, DOMaggie McKay (presentadora): ¿Alguna vez se está realmente preparado para tener un bebé? Es un momento emocionante, pero también puede estar lleno de preocupaciones nuevas, dudas y falta de sueño, y a veces hay que hacer malabarismos. Por más felices que se sientan los padres y las madres, es mucho. Hoy mi invitado es el Dr. Devon Kienzle, médico familiar especialista en obstetricia, que trabaja en Cascade Valley Hospital en Arlington. Hoy vamos a hablar de cómo salvaguardar la salud mental como madre o padre primerizo.

Esto es Siéntase bien con Skagit Regional Health. Soy la presentadora, Maggie McKay. Bienvenido, Dr. Kienzle. Es un gusto tenerlo aquí.

Devon Kienzle, DO (invitado): Muchas gracias por invitarme. Estoy muy contento de estar aquí.

Presentadora: Sí, lo mismo digo. La paternidad, sobre todo la primera vez, puede ser desalentadora y abrumadora, junto con todo lo bueno que implica. ¿Cuáles son algunos de los problemas de salud mental que afrontan las madres y los padres primerizos?

Dr. Kienzle: Bueno, creo que lo primero que debemos entender sobre la salud mental y las madres y los padres es que viven una situación de mucha confusión. Especialmente en el caso de las madres y los padres primerizos. Es un momento muy emocionante. Hay mucha felicidad. Y, por lo general, esa es la emoción que sostiene todo. Pero también hay mucho estrés, ansiedad y agotamiento. A veces, es toda una montaña rusa de emociones para las madres y los padres primerizos. Todo eso pasa cuando el bebé es recién nacido. Ni hablemos una vez que los niños empiezan a crecer. Creo que ese período de recién nacido es como una prueba difícil que prepara a los padres para cuando el bebé se transforma en un niño pequeño y, después, para cuando es adolescente, ¿no?

Presentadora: Claro, esperar a que suceda lo inevitable. ¿A qué signos o síntomas relacionados con la salud mental deben prestar atención las madres y los padres primerizos?

Dr. Kienzle: Sí. Muchas madres y padres primerizos han oído hablar de la angustia posparto y es algo normal, en la mayoría de los casos. La angustia posparto se produce en el 40 % de todos los embarazos y es muy común. Aparece durante los primeros días. Es una mezcla de emociones, momentos de tristeza o llanto con felicidad y la sensación de no saber qué hacer con esas emociones.

Y, por definición, se resuelve en un par de semanas. Lo que siempre les digo a las madres primerizas es que presten atención si esas emociones duran más de dos semanas o se vuelven incontrolables. Cuando esas emociones persisten y no desaparecen, y se producen episodios de mucho llanto o empiezan a tener pensamientos negativos sobre sí mismas o su bebé, es algo que puede suceder cuando esas emociones empiezan a descontrolarse. Y siempre les digo a los padres que sepan que no es algo malo, que no tiene nada que ver con su forma de criar. Simplemente es algo para lo cual deben pedir ayuda.

Presentadora: Y mencionaste la lactancia. Para mí, eso fue muy agotador. Quiero decir, eso solo. Ya se sufre la falta de sueño porque hay que amamantar cada cierta cantidad de horas. Una se siente muy cansada. Si una madre o un padre primerizo presenta alguno de estos síntomas, ¿qué medidas recomienda, Dr. Kienzle?

Dr. Kienzle: Sí. En primer lugar, estar en buenos términos con su proveedor de obstetricia principal o cualquier proveedor al que tengan buen acceso. Y contarle que tienen algunos problemas, porque como dije antes, no es nada para avergonzarse; esa es la moraleja de la historia.

Estas cosas pueden pasar y a veces necesitamos ayuda adicional. Otra cosa importante es hablar con su pareja u otra persona cercana para contarles cómo se sienten. No solo para tener a alguien con quien hablar y desahogarse, sino también para ayudarles a controlar cómo va todo.

A veces, una pareja, un amigo cercano o un familiar puede detectar mejor, por ejemplo, si la semana pasada se sentían así. O si la situación cambió, si mejoró o empeoró. Puede ser difícil, como mencionaste antes, porque hay un sentimiento de cansancio absoluto por tratar de controlar una cosa más.

Haga clic aquí para conocer más sobre el Dr. Kienzle o para programar una cita hoy.