Ley de Muerte con Dignidad


Skagit Regional Health tiene una política en cuanto a la Ley de Muerte con Dignidad a nivel estatal. La ley, que entró en vigencia el 4 de marzo de 2009, exige a los hospitales que emitan una declaración pública acerca de su política.

La política aprobada por la junta de comisionados el 27 de febrero de 2009 no permite a los pacientes autoadministrarse medicamentos letales en Skagit Valley Hospital o Cascade Valley Hospital. Además, la política no permite que las farmacias de dichos hospitales completen una prescripción de medicamentos para poner fin a la vida.

Sin embargo, la política permite que los proveedores que así lo deseen, puedan responderles y hablar abiertamente sobre cualquier inquietud que pudieran tener sus pacientes sobre medicamentos para poner fin a la vida y ayudar a dichos pacientes a tomar decisiones informadas sobre el cuidado y las opciones para pacientes terminales. Los proveedores de atención médica de Skagit Valley Hospital y Cascade Valley Hospital pueden ejercer las funciones de un médico de turno o consultor, recetar medicamentos para poner fin a la vida, ofrecer asesoramiento o desempeñar cualquier otra función que permita la ley.

La ley indica que un adulto residente de Washington a quien se le diagnosticó una enfermedad terminal con un promedio de vida de hasta seis meses, que cuente con un documento que respalde dicho diagnóstico y que dos médicos lo declaren en total uso de sus facultades, puede solicitar de manera voluntaria una prescripción de medicamentos para poner fin a la vida en tres oportunidades. La solicitud debe incluir dos solicitudes verbales y una por escrito que abarquen al menos 15 días, y el paciente debe poder autoadministrarse la droga letal.

La Ley de Muerte con Dignidad explica con claridad que ningún proveedor, incluso aquellos de Skagit Valley Hospital y Cascade Valley Hospital, está obligado a asistir a un paciente calificado para poner fin a su propia vida.

Skagit Valley Hospital y Cascade Valley Hospital seguirán ofreciendo una atención compasiva y de primera calidad a todos sus pacientes. Ayudaremos a todo paciente que se encuentre en Skagit Valley Hospital o Cascade Valley Hospital y desee que se le administre un medicamento para poner fin a la vida, lo derivaremos a otra instalación, a elección del paciente, y le garantizaremos la continuidad de su atención.

Obtenga más información sobre la Ley de Muerte con Dignidad del estado de Washington.